Pasteis de Belem (pasteles de nata de Belén)

pasteisbelem1

¡Buenos y lluviosos días! Ya hacía falta que lloviera, sobre todo por aquí, que cuando dan lluvias por toda España, es que toda la península está cubierta de nubes de lluvia menos un trocito que queda sin nubes, justo en esta zona. Así que cuando llueve es alegría (sobre todo si no es gota fría, que también somos muy propensos), y siendo viernes la alegría es doble. 😉

Tras el parte meteorológico, os cuento la receta de esta semana. ¡¡Un postre delicioso!! Los famosos y aclamados Pasteles de Belén; pero en una versión parecida, que como ya sabemos, la receta lusa es súper secreta y sólo podemos aventurarnos a intentar una aproximación. Sigue leyendo

Proyecto Macarons: primer intento y Chantilly de mascarpone a la vainilla

MacaronsI-1

¡Hola de nuevo! ¿Qué tal va todo? Sí, ya sé que os dije que este año quería tomarme las cosas con más calma, pero más de un mes sin publicar una receta me parece demasiado hasta para mí. ¡Sorry!

He estado cocinando, pero menos de lo que me hubiera gustado. Muchos compromisos los fines de semana, que es cuando yo aprovecho para meterme en la cocina, y una astenia primaveral de la que parece que no levanto cabeza. Además de mi trabajo, que también se queda con parte de mi tiempo.

Pero no quiero que esta entrada se convierta en un discurso quejicoso donde lamentarme. Hoy retomo el blog para contaros mi primer intento (fallido) de macarons.

¿Conocéis los macarons, verdad? Y quién no! Esos pastelitos-galletas de colores y sabores variados, tan ricos, tan monos, tan Pinterest y tan instagramables… Ya os suena, a que sí?

Sigue leyendo

Tarta de zanahoria {Carrot cake}

Tarta zanahoria1
Tarta de zanahoria {Carrot cake}… ¡y stand rebonito! 🙂

Llevaba mucho tiempo queriendo preparar una tarta de zanahoria, pero, tengo que confesarlo, los bizcochos no se me han dado demasiado bien. No sé qué hago.

Puede que el problema esté al adaptar las cantidades. Como sólo somos dos en casa, y las recetas que encuentro en todos los lados son para preparar muchas raciones, necesito reducir las cantidades para adaptarlas a nosotros. Sigue leyendo

Tarta de trufa (naked cake de trufa)

Claroscuro marca agua

¡Buenos días novel-cuisiniers!

Por fin llega el momento en que os enseño una de las recetas de las que estoy más satisfecha. Y no sólo por la tarta en sí, que está riquísima, de muerte lenta, si no también (y como espero que hayáis observado), por la fotografías que os la muestra.

Es mi primera foto en claroscuro. Y confieso que este tipo de fotografía, tan de moda en tantísimos blogs de cocina, me daba muuucho respeto. ¡Cómo iba yo a poder hacer una foto así! ¡Con lo que me queda por aprender! Pero sí, al final han salido unas fotos maravillosas acompañando a esta tarta. Y debo agradecérselo a Sonia Martín, responsable del blog ¿A qué saben las nubes?, fotógrafa como la copa de un pino, y una profesora encantadora hasta decir basta. Y es que las últimas cuatro semanas he estado haciendo un curso de fotografía culinaria que me ha encantado y que, si os gusta la cocina y la fotografía, no podéis dejar de hacer, porque se aprende mucho dado su carácter práctico. Sigue leyendo

Trufa (crema de chocolate)

Trufa

¡Buenos días, novel-cuisiniers!

Vuelvo otra vez con una receta de las de “fondo de armario culinario”: la crema de chocolate o trufa. ¡Otro de los imprescindibles en repostería!

Una crema clásica, y riquísima que se hace en un periquete y que nos sirve para rellenar pasteles, tartas, profiteroles y seguro que más cosas que se nos puedan ocurrir. Sigue leyendo

Miguelitos

Miguelitos 1

A ver, que levante la mano quien no haya probado/comprado Miguelitos al pasar por La Roda, o por Castilla La Mancha, que ya casi son el símbolo manchego de lo dulce…

¡Pocas manos veo levantadas! 😉 Para quienes ya habéis probado los Miguelitos, sabéis que es un bocado de lo más delicioso que se pueda encontrar… Los que no los hayáis probado todavía, ¡estáis tardando! Y con la receta de hoy, os quedáis sin excusas.

Los Miguelitos es un dulce típico de La Roda (Albacete) y conocidísimo en cualquier parte del país. Sencillos a más no poder, su único misterio es el de rellenar cuadraditos de hojaldre con crema pastelera y espolvorear con azúcar glas. Nada más. Y nada más necesitan para ser un dulce por el que pierdo la cabeza. Es saber que tengo Miguelitos en el frigorífico y no parar hasta que ya no quedan, uno detrás de otro… ¡Me alimentaría únicamente de Miguelitos! jajaja… 😀 Sigue leyendo