Granizado de sandía. ¡Rica y fresquita!

el

Bodegon sandia ig

¡Madre mía! ¡Cuánto tiempo si pasar por aquí a saludaros! Espero que alguien haya al otro lado, porque ahora en agosto muchísimos de vosotros estaréis de vacaciones, descansando y reponiendo fuerzas para afrontar con ganas el próximo septiembre.

Pero no nos adelantemos, que eso todavía está por llegar. Yo, habréis adivinado, he estado y sigo estando de vacaciones. Tenía tooooda la intención del mundo de ir actualizando el blog con más frecuencia, ahora que tengo más tiempo libre, pero mi cabecita me pedía a gritos un descanso y descontectar de todo. ¡Y bien que lo he hecho! 🙂

Ya os haré un resumen cortito de mis vacaciones muy pronto aquí en el blog, ya sabéis que me gusta mucho contaros los sitios nuevos que voy descubriendo, así que no os despistéis que está por venir, aunque si queréis, podéis ver algunas de las fotos en mi Instagram: @maribel_novelcuisine 🙂

Mientras os traigo una receta fresquísima y fácil de preparar a más no poder. Un refrescante granizado de sandía que harás en un plisplás, y que será perfecto a media mañana, como postre o para un rica merienda. ¡Siempre será buen momento para disfrutarlo! 😉

 

INGREDIENTES
{Para 1 litro de granizado, unas 8-10 personas aprox.}

  • 1/4 de sandía, 900 grs. o 1 kg. aprox.
  • 1 lima, el zumo.
  • 120 grs. de azúcar blanca.
  • 60 ml. de agua.
  • Unas hojas de hierbabuena (opcional).

Granizado de sandía 1

PREPARACIÓN

Sacamos la pulpa de la sandía, sin pepitas: cortamos la sandía en rodajas y éstas en cubitos. Congelamos la sandía en una bolsa de congelar o en recipientes herméticos.

Una vez congelada la sandía, preparamos el almíbar. Ponemos en un cazo el agua y el azúcar, removemos lo justo para que el azúcar se integre y dejamos hervir un poquito, unos dos minutos. Retiramos del fuego y exprimimos en el almíbar el zúmo de la lima. Reservamos.

Lavamos y picamos unas hojas de hierbabuena. Reservamos.

Sacamos del congelador la sandía troceada y la ponemos en el vaso picador de la batidora. No cabe toda a la vez, así que pondremos la mitad y añadimos al vaso la mitad del almíbar también, y trituramos con pequeños “golpes” de batidora.

Una vez tenemos toda la sandía triturada y mezclada con el almíbar, mezclamos con las hojas picadas de hierbabuena. Servimos en vasos individuales, y acompañamos de una hoja de hierbabuena. Se consume en el momento, ¡para qué esperar, no? jajaja… 😀

Un abrazo muy fuerte, no me olvido de todos los que estáis al otro lado, y que espero, como yo, que estéis disfrutando de este verano al máximo. :*

¡Nos leemos en la siguiente receta!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s