Granizado de sandía. ¡Rica y fresquita!

¡Madre mía! ¡Cuánto tiempo si pasar por aquí a saludaros! Espero que alguien haya al otro lado, porque ahora en agosto muchísimos de vosotros estaréis de vacaciones, descansando y reponiendo fuerzas para afrontar con ganas el próximo septiembre. Pero no nos adelantemos, que eso todavía está por llegar. Yo, habréis adivinado, he estado y sigo…