Mazamorra con regañás {el “dipeo” cordobés}

Dip cordobes 1

¡Buenos días!

Antes de meternos en harina, perdonad mi ausencia estos días. Llevo más de una semana sin publicar recetas ni dar señales de vida, pero para compensar la larga ausencia de publicaciones hoy traigo un dos en uno. 😉

Aprovechando que el día 9 de octubre fue fiesta autonómica, me fui con mi chico y unos amigos a Córdoba a pasar unos días, y a la vuelta, pues tuve bastante lío en el trabajo. Esto de estar pluriempleada y además estudiar genera muchas obligaciones, lo que hace que las devociones las tenga que aparcar en más de una ocasión. Seguro que mucho de vosotros sabéis de qué hablo, ¿verdad? Pero no voy a quejarme, que yo todavía puedo decir que me dedico a la profesión que elegí y me encanta mi trabajo. 🙂

¡Volvemos al tema, que me desvío con facilidad! Ya es la tercera vez que visito Córdoba, y me encanta. No me canso de pasear por sus calles y callejas, de visitar la Mezquita, que me parece un sitio increíble y mágico, aun incluso con todos sus turistas. Siempre descubro algo nuevo. Y sobre todo, me gusta su cocina. ¡Riquísima! Está todo tan buenísimo que no podría decir cuál de todos es mi plato favorito.

Cuando viajo me gusta ir a probar los platos típicos de cada lugar. Eso me ayuda a conocer mejor cada rincón por el que paso. Al haber visitado Córdoba varias veces y siempre en un tono distendido, acompañada de buenos amigos, hace que las visitas turísticas siempre las acompañemos con “paraetas” en cualquier sitio a tomar unas cañas con salmorejo, y algún plato más. Os podéis imaginar que viajando en este plan llegas a conocer bastante bien la gastronomía típica del sitio, y algunos lugares en los que merecen la pena sentarse a comer.

Algunas de mis recomendaciones si tienes pensado visitar esta ciudad: no puedes dejar de pasar por la Bodega Taberna Rafaé, muy cerquita de la Mezquita, para probar el rabo de toro (muy típico de la zona) y la carrillada. Además, sus berenjenas a la miel están deliciosas, aunque las que (según dicen) tienen fama de ser las mejores son las del Bar Casa Pepe de la Judería, pero yo todavía no las he probado, así que esto os lo confirmo cuando tenga la ocasión.

Casi en cualquier sitio que os sentéis será un acierto (yo he comido muy bien en la gran mayoría de sitios en los que he estado allí) y la oferta gastronómica es muy similar en todos ellos. El salmorejo es una recomendación obligada, y aunque algunos de vosotros pueda decirme que el que vende de un famoso supermercado está igual, os aseguro que como el casero no hay nada que se le pueda comparar. ¡Yo allí tomaría salmorejo hasta para el desayuno! 😀 ¡Riquísimo!

Por otro lado, una última recomendación: el bar El barón, también muy cerquita de la Mezquita, de la que os recomiendo que no os vayáis sin probar la mazamorra, las sardinas ahumadas, el pavo en escabeche y la tarta de chocolate. El rincón donde se ubica El Barón merece la pena, una pequeña plaza céntrica, pero sin el agobio de los turistas, que hacen que el ratito que te sientes a tomar una cerveza sea realmente placentero y agradable.

De allí nace la idea de preparar en casa las recetas que hoy os traigo: regañás (una especie de colín plano con sésamo) y mazamorra (como un salmorejo de almendra y sin tomate). ¡Un dipeo típico cordobés, pero con siglos de historia! Y lo que es más interesante aún, ¡fácil y delicioso! 😉

Vamos a ello sin más demora…

INGREDIENTES

Para la Mazamorra

  • 100 grs. de pan de pueblo.
  • 75 gs. de harina de almendra.
  • 60 ml. de aceite de oliva.
  • 1/2 diente de ajo.
  • 10 ml. de vinagre.
  • 200 ml. de agua.
  • Una pizca de sal.

Para las regañás

  • 200 grs. de harina de trigo.
  • 35 ml. de agua.
  • 25 ml. de vino blanco.
  • 50 ml. de aceite de oliva
  • Sésamo o ajonjolí, y pizca de sal.

Dip cordobes 2

PREPARACIÓN

Como la mazamorra necesita un poquito de frío (si la tomamos fría está mejor) empezaremos a preparar este aperitivo por ella para seguir con las regañás.

Para preparar la mazamorra, nada tan sencillo como poner en el picador de la batidora todos los ingredientes y triturar hasta que nos quede una masa fina de tono blanquecino. La textura que me quedó a mí es algo espesa (nos pareció en casa más cómodo para facilitar el dipeo), pero si queréis aligerarlo un poquito, lo podéis hacer sin problemas añadiendo un poquito más de agua.

Una vez tengamos la textura que queremos, la servimos en un platito o bol de barro y acompañamos de unos granitos de pimienta rosa (como nos la sirvieron en El Barón), o bien huevo duro picado, aceitunas negras, un picadito de jamón serrano… ¡A tu gusto! Y adornar con unas gotitas de aceite de oliva (muy poquitas). Llevamos al frigorífico hasta la hora de consumir.

Dip cordobes 3

Para preparar las regañás, también es muy sencillo. Precalentamos el horno a 180ºC
En un bol, añade la harina y los demás ingredientes. Amasa el conjunto hasta tener una masa uniforme con todos los elementos bien integrados. Forma una bola con la masa.

Con la ayuda de un rodillo, estírala sobre la encimera limpia hasta obtener una plancha de masa del grosor que se desee (yo intenté dejarla fina, pero con algo de consistencia, sin que llegara a romperse).

Sirviéndonos de un cortapizzas, hacemos cuadraditos o tiras del largo que nosotros queramos.

Ponemos papel de hornear en la bandeja del horno y colocamos las regañás sobre el papel. Horneamos unos 23-25 minutos, dependiendo del grosor que hayamos dado a las regañás. Esperamos que se enfríen un poquito antes de consumir.

¿Conocíais este plato? Para mí ha sido el descubrimiento en este viaje, y os aseguro que es un bocado sencillo, pero espectacular. ¡Si lo probáis ya me contaréis qué os ha parecido!

NOTAS:

  • Para la mazamorra podéis usar almendras crudas y picarlas, o como hice yo, que compré ya picada la almendra.
  • El pan no necesita que le quitéis la corteza, pero si se la quitáis, más fina quedará la crema.

Yo de momento lo dejo aquí, que tengo que seguir estudiando. Pero intentaré volver lo antes posible con más recetas ricas y fáciles… ¡Porque hay que comer bien a diario!

¡Cuidaos mucho! ¡Nos leemos en la siguiente receta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s