Ensalada de tomates confitados

Ensalada tomates confitados 1

Con esto de que estoy haciendo el curso de fotografía culinaria estoy cocinando mucho más, y como hemos empezado a ver cómo fotografiar la fruta y la verdura, esta semana pasada casi todo lo que preparé fueron ensaladas.

Total, que cogiendo ideas de varios sitios para hacer una ensalada un poquito diferente, me salió esta ensalada de tomates confitados, que es como una ensalada de fiesta. ¡Espectacular! Tiene un sabor increíble: dulce sin estar empalagoso (porque no quedaría bien), y que contrasta perfectamente con el sabor de la rúcula, que os aseguro que aunque no os guste, no creo que haya otra verdura que le vaya mejor.

Así que de verdad, de verdad que os animo a que la hagáis porque no os vais a arrepentir.

Ensalada tomates confitados 2

INGREDIENTES
{Para 2 personas}

  • 100 grs. de rúcula (1 bolsa).
  • 6 tomates cereza (cherrys).
  • 1 quesito fresco de cabra (en mi caso, utilicé Caprillice; ¡barriendo para el poble! 😉 ).
  • Un puñado de picatostes.
  • 1 diente de ajo.
  • 2 cucharadites de azúcar.
  • Aceite de oliva y orégano.

Para la vinagreta.

  • Aceite de oliva.
  • Vinagre balsámico de Módena.
  • Sal y pimienta recién molida.

Ensalada tomates confitados 3

PREPARACIÓN.

Lo primero, tendremos que confitar los tomates: pelamos y machacamos en el mortero el diente de ajo. Por otro lado, ponemos un poquito de aceite de oliva en una sartén y lo ponemos al fuego. Lavamos y partimos por la mitad los tomates cereza y los añadimos a la sartén con el aceite. Añadimos también el ajo. Por último, ponemos por encima espolvoreando las dos cucharaditas de azúcar, y dejamos confitar a fuego suave, removiendo de vez en cuando, unos 10 minutos. Reservamos.

Mientras, cortamos un par de lonchas del queso y lo troceamos en dados. Reservamos.

Preparamos también la vinagreta mezclando en un cuenco pequeño 3 cucharadas de aceite de oliva, 1 de vinagre de Módena, una pizca de sal y un poquito de pimienta negra recién molida. Reservamos.

Colocamos la rúcula en la ensaladera o bol. Agregamos por encima los dados del queso fresco de cabra y también los picatostes. En el último momento, antes de servir la ensalada, colocamos los tomates cereza confitados con el ajo, añadimos la vinagreta y espolvoreamos con orégano.

Ya sólo nos queda disfrutar de una ensalada diferente, deliciosa y con la que sorprenderéis a vuestros amigos y familiares. En casa, desde luego, lo que comenzó siendo un invento que nos sabíamos cómo iba a resultar, a terminado por ser una de esas recetas de enmarcar y tener en cuenta cuando queramos sorprender en un día especial.

Por mi parte, nada más. Espero que os animéis a hacerla y que me contéis qué os ha parecido. Cuidaos mucho.

¡Nos leemos en la siguiente receta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s