Panna Cotta de vainilla {y una presentación oficial}

Panna cotta de vainilla 1

¡Llegó septiembre! ¡Bienvenidos y bienvenidas a este nuevo “curso” que comienza! Yo todavía tengo algún día más de vacaciones, pero se acaba prontito, así que voy a aprovechar para subir una receta rica, fresquita para el verano, que todavía hace calor, y os dejo la presentación oficial para el final del post.

¡Mira que es sencilla de preparar una panna cotta, y qué rica está!

Hacía mucho tiempo que no preparaba panna cotta. Años, diría yo. Así, que yo recuerde, la última fue hace unos 3 años, y no recuerdo que hubiera ningún motivo para dejar de hacerla, porque me encanta y es fácil de hacer. Y para el verano es un postre perfecto, porque no requiere mucho tiempo de cocina y termina de hacerse en frío.

La panna cotta es un postre tradicional italiano, propio de las regiones de Liguria y Piamonte, y que consiste, como su nombre indica, en nata cocida.

Yo tenía (tengo) mi propia receta de panna cotta, pero he querido en esta ocasión seguir las indicaciones de la panna cotta del libro “El gran libro de la cocina italiana” (ed. Everest) a ver qué tal quedaba, aunque he hecho alguna pequeñita modificación. El resultado ha sido insuperable: un gusto muy suave pero presente a la vez de todos los ingredientes, creando una perfecta armonía de sabores en el paladar. A veces me resulta difícil poder describir los sabores y las sensaciones que un plato transmite, así que mi mejor consejo es que probéis a hacerlo porque no os vais a arrepentir. Da igual si no te gusta el dulce, porque para nada queda empalagoso ni empachoso, eso sí, mi recomendación es que escojáis moldes, vasitos, cuencos, flaneras, etc., pero que no tengan un gran tamaño o no los llenéis hasta el borde… Es sólo como un bocadito dulce después de una comida agradable que pone un fantástico broche final.

Como decía antes, he seguido las instrucciones de la receta, pero he hecho alguna modificación, así que os dejo con la receta tal cual yo la he preparado.

Panna cotta de vainilla 2

INGREDIENTES
{Para 4 cuencos}

  • 400 ml. de nata para montar.
  • 1 vaina de vainilla
  • 50 grs. de azúcar.
  • 3 láminas de gelatina neutra.
  • 3 tiritas de la piel de un limón.
  • Unas frambuesas para decorar, o mermelada, etc. (opcional).

Panna cotta de vainilla 4

PREPARACIÓN:

Cortamos tres tiras de la piel de un limón lavado. La vaina de vainilla la cortamos por la mitad y raspamos sus semillas.

En un cazo a fuego medio, ponemos la nata con la vainilla (vaina y semillas), el azúcar y los trozos de la piel del limón, y vamos removiendo con cierta frecuencia. Cuando comience a hervir, seguimos removiendo unos 10 minutos más. Pasado ese tiempo, apagamos el fuego y dejamos que temple un poquito.

Mientras, en un plato hondo o bol ponemos a hidratar la gelatina con agua fría. Pasados 5 minutos, comprobamos que la gelatina está hidratada. Retiramos la corteza del limón y la vaina de vainilla del cazo con nata y añadimos las hojas de gelatina hidratadas y escurridas. Removemos bien para que se integre y se disuelva la gelatina con el calor de la nata.

Pasamos los moldes escogidos para nuestra panna cotta por agua fría, los rellenamos y cuando estén templados los llevamos al frigorífico para que solidifiquen (unas 4 ó 5 horas pueden ser suficientes).

Para servir la panna cotta tenemos dos opciones:

  1. Servirla en los mismos recipientes. Si escogemos como moldes unos recipientes bonitos, podemos servir la panna cotta así tal cual, y quedará perfecta. Pondremos mermelada, un coulís, o unas frutas por encima y será más que suficiente para disfrutar de un riquísimo postre.
  2. La otra opción es desmoldarla. Si lo que queremos es servir nuestra panna cotta en un plato, debemos seguir el siguiente procedimiento: con una puntilla o un cuchillo (que no sea de sierra) pasamos la hoja del cuchillo por los bordes del recipiente. Así conseguimos que se despegue la panna cotta del recipiente y pueda entrar aire. A continuación, ponemos el recipiente con la panna cotta dentro de un bol con agua caliente (cuidando que no entre agua al postre), y esperamos más o menos un minuto. Por último, pasamos otra vez la puntilla para separar el postre del molde y lo volcamos sobre un plato bonito. Agitamos un poquito para ayudar al aire a que separe por fin el postre del recipiente.

Para acompañar, un coulís de frambuesa, una mermelada de albaricoque o arándanos, unas frambuesas, unas hojitas de menta o un adorno fino de chocolate. No necesita más.

Termina de hacerse en frío, como os he indicado antes, pero si lo sacáis de la nevera 5 minutos antes de servir, creo que está mejor porque se aprecian mejor los sabores de sus ingredientes.

Panna cotta de vainilla 3

¡Y ahora sí, toca el momento de hacer las presentaciones oficiales! Sabéis, los que me leéis de hace un tiempo y los que me conocéis que a principios de junio murió mi gatita Alaska. Fue un momento muy duro, porque la queríamos mucho en casa, pero era muy mayor y es ley de vida, como se suele decir.

Después de aquel momento, y viendo que Neo, mi otro gato, se quedaba solito, decidimos adoptar otro gatito más. Así que aprovechamos que durante el mes de agosto teníamos vacaciones y más tiempo para “educar” a un nuevo “retoño felino”, y tras nuestro viaje de vacaciones fuimos a una protectora de animales y nos llevamos a casa a la pequeña Mafalda.

mafalda ig 2Negrita como la noche (si parpadea la perdemos de vista, jajaja.. 😀 ), pero más guapa y cariñosa no podíamos soñar. Estamos encantados con su llegada y aunque a Neo al principio le costó mucho hacerse a la idea, poco a poco se van conociendo y aceptándose.

mafalda ig

Ya que estamos, aprovecho y os presento también a Neo, que hasta ahora no había aparecido en el blog, y es una pena, porque en el mundo de los gatos es lo más parecido a Paul Newman, ¡no exagero nada! ¿Veis la pose de la foto? ¡Pues así es siempre! Elegancia, belleza, clase, saber estar y nunca, nunca, nunca sale mal en ninguna foto. Y además, es buenísimo y muy cariñoso.

Neo

¡Y ya paro, que se me cae la baba con mis pequeños! jajaja.. 😀
Dejamos para otro día a mis perritos, que si no, esto se hace larguísimo. 😉

Pues nada más. Espero que os haya gustado esta dulce receta para empezar este mes de septiembre. Cuidaos mucho.

¡Nos leemos en la siguiente receta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s