Magra con tomate y huevo

Magra con tomate y huevo 1

El sábado pasado nos fuimos a la playa. Y nos fuimos con unos amigos, a pasar el día como cuando éramos pequeños. Nuestros padres llevaban sombrillas, sillas, toallas, juegos, y por supuesto, la nevera con la comida. Nada de chiringuitos, comida casera hecha por mamá que se levantaba muy temprano para prepararla antes de irnos.

Pues eso hice yo, solo que no me levanté muy temprano, que para algo estoy todavía de vacaciones 😉

Yo preparé la tarde antes una deliciosa magra con tomate y huevo. Como hacía mi madre, o casi, porque yo le pongo un chorrito de vino, y mi madre, como éramos pequeñas mi hermana y yo, no se lo ponía.

Una receta sencilla, deliciosa, de toda la vida, y que me trajo muchos recuerdos de cuando éramos pequeñas y todos los domingos íbamos a la playa. Requiere que estemos en la cocina, pero no se tarda mucho en hacer… ¡Merece la pena!

INGREDIENTES
{Para 2 personas}

  • 400 grs. de magra de cerdo en taquitos.
  • 1 bote de 400 grs. de tomate triturado.
  • 1 pimiento italiano para freír.
  • 1/2 cebolla.
  • 2 huevos
  • 1/2 vasito de vino blanco.
  • 1 hoja de laurel.
  • Aceite de oliva, sal, azúcar y pimienta.

Magra con tomate y huevo 2

PREPARACIÓN:

Picamos la cebolla y el pimiento, a trozos ni muy finos ni muy gruesos. Ponemos una sartén con aceite al fuego y ponemos la cebolla y el pimiento a pochar.

Repasamos la carne: si hay algún trozo que sea grande, lo cortamos para hacer trocitos de bocado. Salpimentamos la carne. Añadimos a la sartén con la verdura.

Damos unas vueltas a la carne. Pasados 2 ó 3 minutos, añadimos el vino blanco y la hoja de laurel a la sartén, y dejamos cocinar a fuego suave hasta que el alcohol se evapore por completo.

Una vez evaporado, echamos en la sartén el tomate triturado. Echamos una pizca de sal y otra pizca de azúcar para eliminar la acidez del tomate. Removemos y dejamos que reduzca un poco el tomate a fuego suave. Removemos de vez en cuando para que el tomate no se pegue a la sartén.

Cuando ya casi esté el tomate reducido, removemos el tomate y añadimos los dos huevos cascándolos sobre el tomate. Sin remover, dejamos que cuajen a la vez que termina de reducir la salsa de tomate.

Una vez cuajados los huevos, apartamos del fuego.

Es un plato que podemos disfrutar tanto cuando acabamos de cocinarlo, en caliente, o bien frío, que también está muy rico.

Está terminando el mes de agosto, y es casi como si acabara el verano, aunque todavía quedan días de luz, de calor, de playa… En septiembre todo vuelve a la normalidad, al trabajo, a los horarios menos flexibles, a las obligaciones y responsabilidades… Esta es la última entrada del mes, la próxima, será en septiembre.

Cuidaos mucho, disfrutad de estos últimos días de agosto.

¡Nos leemos en la siguiente receta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s