Blanco y negro

Blanco y negro 1

Sí, hoy traigo una receta muy tradicional por estos lares, un clásico incondicional del verano alicantino (y de más sitios, aunque yo no lo he visto fuera de esta zona): el blanco y negro; pero poco ortodoxo, ahora os cuento por qué.

El blanco y negro es el café de la tarde, que tomamos en verano cuando vamos a dar una vuelta por los paseos de la playa, en cualquier terraza o en la plaza del pueblo. Consiste en café granizado “cortado” con una bola de helado de mantecado. Riquísimo y fácil donde lo haya. Más si compras un buen helado de mantecado ya hecho 😉

En esta ocasión el helado de mantecado no lo he puesto porque no tenía, y estoy esperando a ver cuándo tengo un poco más de tiempo para prepararlo en casa y contaros cómo se hace, porque os prometo que ese helado merece la gloria. Así que le he puesto a este blanco y negro una bola de helado del que tenía por casa, uno de galletas Oreo que también está muy rico, por eso lo de que es un blanco y negro poco ortodoxo.

Así que os cuento cómo hacer un delicioso café granizado y a ver si en breve os puedo mostrar cómo hacer un helado de mantecado para hacer esta receta perfecta 100% (aunque así os digo que no ha quedado nada pero que nada mal! Si no, no os lo enseño! 😉 ).

Blanco y negro 2

INGREDIENTES

  • Café molido.
  • Azúcar.
  • Agua.

PREPARACIÓN

Las cantidades irán variando dependiendo del tamaño de la cafetera que preparéis. Así que os digo la fórmula para preparar este delicioso café granizado con cualquier medida…

Preparamos una cafetera con el café molido, mejor si es café bueno (en mi caso, preparé una cafetera italiana de 12 tazas, que ya que nos ponemos, hacemos cantidad para varias ocasiones).

Cuando el café esté preparado, lo vertemos en una jarra grande o en un bol. Añadimos la misma cantidad de agua que de café, por lo que nos podemos ayudar de la cafetera para medir las cantidades de agua, y finalmente añadimos 2 cucharaditas de postre de azúcar por cada taza de café que hayáis preparado (en mi caso, 24 cucharaditas, aunque esto va en gustos).

Estando tibio, lo podemos llevar al congelador. En casa, como sólo somos dos, para facilitar el descongelado cuando nos queremos tomar el café por la tarde, repartimos el café en tuppers más pequeños, como de ración y lo llevamos al congelador.

Para preparar el blanco y negro, descongelamos el café un poquito, lo justo para que podamos picarlo con ayuda de una cuchara y hacer la textura del granizado. Servimos en vasos y añadimos una cucharada de helado de mantecado o, como en este caso de la foto, un helado de Oreo, o de vainilla, etc…

Blanco y negro 3

Pues ya veis qué fácil, ¿verdad? Y rico no, ¡riquísimo! Animáos a prepararlo porque es fácil, no se tarda nada, y nos soluciona fácil una rica merienda.

¡Seguid disfrutando del verano!

¡Nos leemos en la siguiente receta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s