Agua de lima y limón

Agua-lima-limón-1

Retomamos la actividad en el blog, justo cuando otros están pensando en tomarse unas merecidísimas vacaciones, pero dadas las circunstancias que han hecho que el mes de junio sea poco productivo en cuanto a publicaciones, me siento en la obligación moral de no tomarme más descansos este verano. Además de que también necesito retomar la normalidad en casa. A Alaska la voy a recordar siempre, y seguiré echándola mucho de menos, pero para los demás, la vida sigue, y tengo también otros animalitos en casa a los que adoro y que también me requieren al 100%. De ellos os hablaré otro día, que me pongo muy sensiblona… 😉

Hoy os traigo una receta a la que le tengo muucho cariño: agua de limón. O como viene siendo más conocido, granizado de limón, aunque por esta zona levantina es por agua de limón como se conoce más. Pero para añadirle un punto diferente, le he añadido un toque de lima, que la ha convertido en una receta espectacular, no miento.

Agua-lima-limón-2

Decía que a esta receta le tengo mucho cariño porque de pequeña me encantaba (¡y me encanta!), pero como tenía tendencia enfermiza y siempre estaba enferma de la garganta, a mí el frío de los helados, granizados y demás no me sentaba nada bien. Así que cuando hacía mucho calor en verano y mis padres me dejaban tomar algo helado, para mí era el día de fiesta más especial del mundo. Ya siendo más mayor, sigo teniendo el problema de una garganta delicada, pero he aprendido a cuidarme y enfermo con muuucha menos frecuencia que cuando era niña, así que ahora me puedo permitir tomar estos caprichos… 😉

Agua-lima-limón-4

Recetas de agua de limón he probado muchas, muchísimas, y de tanto prepararla un día por fin di con la “fórmula magistral” de esta receta que combina a la perfección la acidez del limón, la cantidad de agua para que se granice sin perder el sabor, y la cantidad de azúcar para que no resulte como los granizado que se compran en supermercados o incluso en heladerías tradicionales, que aún así resultan muy dulces. Rápidamente la apunté para que nunca más se me olvidara y hoy quiero compartir mi hallazgo con todos los que me leéis. ¡Una receta espectacular y sencilla! ¡Un equilibrio perfecto!

Agua-lima-limón-3

Así que para inaugurar esta temporada estival, y dado que está haciendo un calor insoportable, os dejo esta receta para que disfrutéis de ella. Para acompañar, unos deliciosos fartons de los que todavía no he conseguido reproducir la receta. Estos que veis en las fotos son del Horno de Paco, en Las Bayas (Elche), y que son los más deliciosos que he probado en mi vida. ¡Sin exagerar! Sigo haciendo pruebas en mi cocina, y aunque de sabor no están mal, no les llegan ni de lejos a estos, que están tiernos y deliciosos a más no poder, así que por el momento no puedo daros la receta de estos espectaculares fartons. Eso sí, si este verano estáis por la zona, no dejéis de probarlos porque merecen la pena (¡y que consten que no me pagan por decir esto!).

Agua-lima-limón-5

Por cierto, las fotos las tomé de un proyecto que tuve que hacer para una clase de creatividad en la fotografía que estoy realizando en estos momentos con la maravillosa Heva Hernández de Tarjeta de Embarque. Un curso muy interesante y muy recomendable, con el que me estoy divirtiendo como una niña… Así que las fotos tienen un toque festivo porque quise recrear una merienda típica levantina con amigos, música, al aire libre… ¡Como debe ser, que para algo es verano! 😉

No me extiendo más, os dejo con la receta…

AGUA DE LIMA Y LIMÓN – INGREDIENTES

  • 1 vaso de zumo de limón (aprox. 3 limones).
  • 1 lima.
  • Agua.
  • Azúcar.

PREPARACIÓN:

Pon en una cazuela un vaso de agua a hervir con la corteza de un limón. Mientras, exprime los limones y la lima y llena un vaso con sus zumos.

Cuando el agua ha hervido, aparta la cazuela del fuego y déjala templar un poquito. Mezcla en la cazuela el vazo de zumos. Añade cinco vasos de agua más.

Añade finalmente 18 cucharadas soperas de azúcar, que no estén muy colmadas (aquí va a gustos, pero me parece que de esta forma conseguimos un equilibrio maravilloso). Remueve para que se integren todos los ingredientes.

Llévala al congelador, y deja que cuaje unas horas (mejor si lo preparas de un día para otro). Cuando vayas a servirlo, saca el recipiente del congelador 1 ó 2 horas antes (depende del calor que haga), y acompaña con unos fartons.

Agua-lima-limón-6

Y nada más… Fácil, verdad? ¡Pues ya veréis qué rico está! ¡Merienda perfecta!

Disfrutad la receta, espero que os animéis a hacerla.

Agua-lima-limón-7

¡Nos leemos en la siguiente receta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s