Pizza fina con tomate al natural

Pizza_tomate_1

Hace poquito puse en el blog la receta de masa fina para pizza (clic aquí) y lo que traigo hoy es la pizza que preparamos aquel día para comer.

Las pizzas, una vez tengas preparada la masa, puedes completarlas con los ingredientes que más te gusten y saldrá riquísima. No hay mucho misterio. Pero hay ingredientes que combinan mejor juntos.

Pizza_tomate_3

La pizza de hoy la preparamos con rodajas de tomate natural. Me encanta el tomate al horno y en la pizza es todo un acierto, aunque puede que los puristas de las pizzas encuentren esta forma de poner el tomate poco ortodoxa. Aún así, está muy rica esta pizza. ¡Recomendable!

Pizza_tomate_2

INGREDIENTES:

{Para 2 personas}

  • 1 base de pizza fina (receta aquí)
  • 1 tomate
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 bolita de mozzarella de búfala
  • 150 grs. de bacon en tiras
  • 1 latita de champiñones en conserva cortados en láminas
  • Orégano y sal

PREPARACIÓN:

  1. Precalentamos el horno a 200º-220º, calor arriba y abajo, y con ventilador si puede ser. Cortamos el tomate en rodajas, las ponemos en un plato llano y añadimos una pizquita de sal. No nos pasemos salándolo que la receta tiene bacon, que ya tiene su punto de sal.
  2. Cortamos en rodajas la mozzarella y en juliana la cebolla. Escurrimos el caldo de los champiñones con ayuda de un colador.
  3. Colocamos la base de la pizza en la rejilla del horno directamente. Repartimos sobre la base las rodajas de tomate y de mozzarella. Repartimos igualmente las tiras de cebolla, las tiras de bacon y los champiñones escurridos. Espolvoreamos con orégano (con el orégano suelo ser bastante generosa, ¡me encanta!). A la hora de repartir los ingredientes, dejaremos espacio alrededor del borde de la pizza para que al morder después quede bien crujiente.
  4. Horneamos unos 15 minutos aproximadamente, hasta que veamos que los ingredientes y los bordes de la pizza empiezan a dorarse.
  5. Servimos y disfrutamos inmediatamente.

¡Se me hace la boca agua sólo de pensar en lo rica que estaba! ¡Me comía un trozo ahora mismo sin pensarlo dos veces! Espero que os animéis a hacerla, porque realmente merece la pena, y como veis, complicación cero.

¡Nos leemos en la próxima receta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s