Cómo hacer masa de pizza fina {con cerveza}

Masa_pizza_fina_3

Ayer día 17 de enero fue el Día Internacional de la Cocina Italiana. Bien es sabido que la gastronomía de Italia es variadísima, amplia y riquísima, pero si hay un plato que encanta a todo el mundo, grandes o pequeños, esa es la pizza.

Hoy os traigo una receta básica, masa de pizza fina, de esas sencillas pero que permiten dejar volar la imaginación mezclando sabores y que raramente da error (a menos que no emplees el sentido común y te salgan monstruosidades de pizzas como éstas).

Existen varias formas de elaborar masa de pizza, y nos encargaremos de hacer varias de ellas para que podamos comparar y quedarnos con la que más nos guste. Yo, la que os propongo hoy es la que elaboramos con más frecuencia en casa, porque es sencilla a más no poder, y rápida: en una media hora tienes la masa lista para poner ingredientes y hornear.

Ya os puse la forma de elaborarla hace un tiempo aquí, pero está taaaaan rica que pienso merecía un lugar de honor con su entrada propia en el blog. Así que, sin más preámbulos, os dejo con la receta:

MASA DE PIZZA FINA CON CERVEZA

INGREDIENTES

(Para 2 pizzas medianas – rinden para 2 personas cada una de ellas)

  • 250 ml. de cerveza.
  • 450 grs. de harina de fuerza.
  • 10 grs. de sal.
  • 5 grs. de azúcar.
  • 20 ml. de aceite de oliva.

PREPARACIÓN:

Masa_pizza_fina_1

  1. Amasamos en un bol todos los ingredientes. Después, enharinamos una superficie de trabajo y seguimos allí con el amasado.
  2. Una vez tenemos una masa homogénea, dividimos la masa en dos y hacemos dos bolas. Dejamos reposar 15-20 minutos, tapadas con un paño limpio y alejadas de corrientes de aire.
  3. Enharinamos de nuevo la superficie de trabajo, extendemos la primera bola de masa, ayudándonos primero con las manos y después con el rodillo. Colocamos la masa en la rejilla del horno (a mí me gusta más así, porque se hornea por todos los lados igual, pero si lo prefieres, puedes usar la bandeja del horno, o una bandeja especial para hornear pizzas que venden incluso en los chinos), y ponemos los ingredientes de la pizza escogidos.
  4. Horneamos unos 20 minutos a 190º-200º, calor arriba y abajo, con ventilador. Ésta es la forma de que la pizza quede crujientísima después de hornear.

Masa_pizza_fina_2

¡Y ya está! De esta manera tan sencilla y rápida obtenemos unas bases de pizza increíbles de ricas que están. Y lo mejor de todo es que en casa nos preparamos una de las bases y la otra la congelamos.

La manera de llevar al congelador no tiene misterio, y puedes elegir entre dos formas:

  1. Congelar la bola de masa bien tapada con papel film (esto implica que cuando quieras prepararla, tienes que descongelarla primero para poder estirarla y añadir los ingredientes).
  2. O bien estirarla con el rodillo justo después de su preparación, y congelarla sobre una bandeja que quepa en el congelador, y así ya la tienes estirada, a falta de añadir los ingredientes y hornear sin descongelar.

Asegúrate en ambos casos que va al congelador bien protegida con papel film o en bolsas especiales de congelación, y de ponerle la fecha de elaboración.

Nos leemos en la próxima receta. Besos!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s