Helado {facilísimo} de frambuesa

CIMG4375

¡De este año no pasaba que intentara hacer helado! Llevaba ya algún tiempo con el gusanillo de probar a hacerlos yo misma, y no ha sido hasta este año que me he animado a hacerlos.

Esta receta que presento es la tercera que preparo este verano.

Hice una búsqueda en profundidad por internet para recopilar información acerca de su elaboración, especialmente del procedimiento sin heladera, que yo no tengo y tampoco tengo intención de comprar una por el momento. No quería seguir los pasos de una receta ya hecha, sino que quería averiguar las claves para poder hacer los helados del sabor que yo quisiera. ¡Y saqué mucha información muy valiosa! Dará para un post enterito este tema…

El primer intento fue un fracaso en cierto modo… Se trataba de un helado de mascarpone y Bailey’s que estaba delicioso de sabor (recordaba mucho al tiramisú), pero era muy potente en cuanto a que probabas un bocado y quedabas saciado para toda la tarde. Calculé mal las proporciones quizá.

A partir del segundo intento la cosa cambió a mejor, ¡y mucho! Ojeando la sección de cocina de una librería di con el libro de la bloguera Sandra Mangas de Las Recetas de la Felicidad “Polos & Helados” que ha publicado hace poquito. Yo, que soy seguidora de su blog y me encanta, no tardé ni medio segundo en decidir llevármelo a casa. ¡De las mejores compras que he hecho en mi vida! Tiene un diseño muy cuidado, las fotos son preciosas, las recetas sencillas, y con una pintaza increíble que te apetece ponerte a prepararlas todas a la de ¡ya! Recomendable 100%.

Del libro he hecho dos recetas: el helado de miel (lo siento, no hay foto porque estaba riquísimo y no duró tanto como para pensar en coger cámaras y ponerte a fotografiar), y ésta que publico hoy.

La receta original está preparada con mermelada de fresas, pero yo preferí las frambuesas. Es lo único que he cambiado… Ni que decir tiene que estaba ¡B-R-U-T-A-L! Que no es fácil, es facilísimo. ¡No hay excusas para no disfrutar de un helado delicioso y hecho por nosotros mismos!

 CIMG4376En la foto veis sólo un vasito (el mío) porque mi chico no pudo resistir la tentación y empezó a disfrutarlo antes de que yo hiciera la foto con los dos vasitos, para que quedara más mono… ¡No se le puede culpar! Jejejeje…

Y sin enrollarme más, os dejo la receta…

INGREDIENTES

500 ml. de nata para montar (35% m.g.)

500 grs. de mermelada de frambuesa

El zumo de un limón

PREPARACIÓN:

Ponemos la nata un ratito en el congelador para que esté bien fría. La sacamos y la montamos con las varillas de la batidora.

Por otra parte, exprimimos el limón y mezclamos su zumo con la mermelada en un bol.

Ahora, mezclamos la mermelada con la nata montada con movimientos envolventes para que la nata no baje mucho.

Es el momento de mantecar la mezcla. Si tenéis heladera, seguid las instrucciones del fabricante.

Si no tenéis heladera, vertemos la mezcla en un recipiente hermético y llevamos al congelador. Durante las 2 horas siguientes tendremos que remover la mezcla con un tenedor o con las varillas para romper los cristales de hielo que se puedan formar. Este procedimiento lo haremos cada ½ hora.

 CIMG4399Aquí podéis ver cómo quedaron los vasitos… ¡No quedó nada!

* * * * * *

Os dejo con una canción preciosa… Y muy veraniega, ¡como los helados!

Erlend Øye – “La Prima Estate”

¡Disfrutadla!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s