Cómo hacer un buen risotto

En la entrada de hoy no hay receta, pero sí las claves para hacer un buen risotto. Me costó decidirme por probar a hacer risotto porque siempre lo había tenido como una receta difícil, y nada más lejos de la realidad. Es muy sencillo hacer un buen risotto, pero tienes que saber cómo hacerlo. La primera vez que lo hice fue hace no demasiado tiempo, y tuve que buscar mil recetas en libros y en internet para adivinar las claves y los pasos a realizar. Una vez tenía los pasos claros, sólo quedaba seguirlos añadiendo los ingredientes que más nos gustaban en casa, ¡y casi lloro de la emoción! ¡Estaba riquísimo! ¡Cómo era posible que hubiera tardado tanto en hacerlo!

1.- LOS INGREDIENTES BÁSICOS: El risotto (riso=arroz en italiano) es una receta tradicional de la zona del Piamonte, Lombadía y Verona, en Italia. El arroz más adecuado, por tanto, es el que se cultiva en aquella zona: lo normal es utilizar un arroz tipo arborio, baldo o carnaroli. En cualquier caso, un arroz de grano redondo o bomba también puede servir. También lleva queso rallado, por lo que un queso parmesano es perfecto.

Además, suele llevar:

  • Caldo (de verduras, carne o pescado, según los ingredientes que acompañen al arroz) – Siempre debe estar caliente a la hora de añadirlo… Lo veremos después.
  • Cebolla y ajo (para el sofrito)
  • Un vasito de vino blanco
  • Verdura, carne o pescado (para el acompañamiento del arroz).
  • 1 nuez de mantequilla
  • Sal y pimienta

2.- EL SOFRITO: Empezaremos por el sofrito, pero antes que eso (o al mismo tiempo) deberemos poner en un cazo a calentar el caldo, pues como decía anteriormente, el caldo debe estar caliente cuando lo añadamos al arroz. Yo lo suelo poner a calentar y cuando empieza a hervir le pongo el fuego al mínimo para que mantenga el calor.

Pelamos y picamos el ajo y la cebolla (o los ingredientes elegidos para el sofrito), y los rehogamos unos minutos en una cazuela con aceite, removiendo con una cuchara de madera. Troceamos la verdura, la carne o pescado que vayamos a utilizar en la receta, y lo añadimos al sofrito. Salteamos unos minutos.

3.- AÑADIMOS EL ARROZ: Añadimos el arroz a la cazuela y lo salteamos un minuto hasta que esté ligeramente translúcido. Incorporamos después el vasito de vino, y mezclamos hasta evaporar.

4.- AÑADIMOS EL CALDO: Ahora toca el turno del caldo el cual añadiremos poco a poco, a cacillos, sin dejar de remover con la cuchara de madera para que suelte el almidón y vaya adquiriendo el arroz esa suavidad y cremosidad que caracteriza el plato. Hasta que no se haya consumido el caldo de un cacillo, no incorporaremos el siguiente. El arroz suele tardar en cocerse entre 15-18 minutos (fijaos en las indicaciones del fabricante). Salpimentamos, y con el fuego apagado añadimos la mantequilla y el queso rallado. Mezclamos bien, y dejamos reposar 2 minutos tapado. Servir.

Como veis no es nada complicado, pero sí puede ser cansado estar removiendo constantemente, pero que eso no os desanime porque os aseguro que merece la pena y mucho.

En breve, la receta del risotto que en casa disfrutamos la última vez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s